Un exempleado de Tesla ha denunciado a la empresa de Elon Musk, dice que Tesla vende vehículos a sabiendas que algunos están defectuosos. Según han publicado en BGR, la demanda fue presentada el mes pasado por Adam Williams, un administrador de dispositivos móviles que trabajaba para la compañía.

Según Adam, cuando un cliente devuelve un coche defectuoso, Tesla lo pone de nuevo a la venta como vehículo usado o de prueba, pero en ningún momento dice que se trata de un coche que ha sido devuelto por tener algún defecto. Además, tampoco dice si el vehículo ha sido reparado.

Para el exmpleado, Tesla ha mentido a los compradores que han comprado un vehículo usado por no informar sobre qué estaban recibiendo, una práctica que él piensa que es ilegal. A través de The Verge, un portavoz de Tesla ha dicho que lo descrito por Adam es totalmente falso, ellos no trabajan así.