Decenas de aeropuertos en todo el mundo se han convertido en un auténtico caos en los últimos minutos. Un importante fallo informático ha provocado la caída de los sistemas de check-in, con las problemáticas consecuencias que ello conlleva.

Las colas parecen no tener fin en aeropuertos de ciudades como Londres, París, Zurich o Washington DC, tal y como informan desde El Mundo.

El problema parece que solo afecta a las aerolíneas que utilizan el software Amadeus Altea, cuyo fallo hace imposible llevar a cabo las labores de facturación. Son 125 las compañías aéreas que utilizan este software tanto en los propios aeropuertos como en sus páginas web, por lo que los pasajeros que están intentando facturar online, también tienen complicaciones para hacerlo.

Desde Heathrow, aeropuerto de Londres, han confirmado el fallo, asegurando que los pasajeros pueden hacer el check-in, aunque el trámite puede tardar más tiempo de lo habitual.