Hace unos días salía a la palestra la noticia de cómo un ex ejecutivo de Facebook había decidido salir de la compañía y lanzar a los 4 vientos un mensaje completamente negativo en relación a las redes sociales. ¿Son tan perjudiciales como nos han hecho creer o depende del grado de control que tenga la persona en cuestión?

Un nuevo estudio desarrollado por los investigadores Ginsberg y Burke podría tener la clave al respecto. Según se puede leer en Mashable, ellos creen en el compromiso activo puede ser capaz de impulsar el bienestar. Sin embargo, otros autores afirman claramente lo contrario, que puede llegar a perjudicar las relaciones entre las personas en el mundo real.

¿En qué quedamos? La búsqueda del equilibrio es esencial y, sobre todo, saber muy bien separar lo que ocurre en la red de las relaciones personales. Ahora bien, ¿qué podemos destacar del estudio realizado con la ayuda de la Universidad Carnegie Mellon?

Se descubrió que los usuarios que enviaron o recibieron más mensajes, comentarios y publicaciones en su perfil, dijeron que sus sentimientos de tristeza y soledad mejoraron. Y te preguntarás, ¿cuál es el problema?

Los efectos negativos podrían estar relacionados con la incómoda experiencia de leer sobre los demás y compararse negativamente con ellos. Esto podría tender a reducir la socialización de la persona, lo que puede conducir a sentimientos de aislamiento.