Lo que parecía que iba a ser todo un éxito, al final podría ser todo lo contrario, estamos del iPhone X. Si hace unos días se estuvo especulando sobre que el nuevo terminal de Cupertino podría dejar de producirse por baja demanda, en esta ocasión tenemos que hablar de un bug presente en algunos iPhone X.

Algunos poseedores de un iPhone X se quejan que un fallo inesperado hace que sea imposible responder una llamada entrante, según Softpedia. Los terminales afectados suenan y vibran, pero la pantalla se queda en negro y no muestra ninguna opción para responder. El fallo se puede solucionar de forma temporal reiniciando el teléfono.

En los foros oficiales de Apple un especialista de la compañía ha recomendado cerrar la aplicación Phone y reiniciar el dispositivo. Si el problema persiste aconseja reinstalar el sistema operativo, pero no asegura que sea una solución 100% efectiva. Parece que la compañía tendrá que lanzar una actualización de iOS para solventar el bug.