Se podría decir que Amazon es la tienda online más popular de Internet, los consumidores pueden encontrar miles de productos a unos precios realmente competitivos. Sin embargo, Amazon se ha animado y acaba de abrir una nueva tienda física, está situada en Seattle, Estados Unidos.

En Amazon Go venden mayormente alimentos, pero lo que llama la atención es la ausencia de dependientes. Para comprar solo tienes que instalar una aplicación que está disponible para iOS y Android, también tener una cuenta en Amazon.

Pero, ¿cómo se paga? Según comentan en El País, cada cliente tiene un código QR que se escanea al entrar a la tienda. Una vez dentro, un sistema de cámaras y sensores de peso que hay en las estanterías reconoce qué producto se lleva el cliente y lo cobra de forma automática.