Amazon acaba de lanzar la modalidad de pago mensual para su servicio Prime. Así, los usuarios que contraten el servicio podrán elegir entre pagar los 4,99 euros al mes que cuesta, o seguir optando por la modalidad anual, de 19,95 euros al año.

Es cierto que, si multiplicamos esos 4,99 euros por los 12 meses que dura el año, sale más caro que el pago anual (un 67% más caro), pero este nuevo método está especialmente indicado para todo aquellos usuarios que no necesitan ser Prime todo el año. Por ejemplo, si un mes sabes que vas a hacer muchas compras, puedes contratar el servicio solo ese mes, gastando 4,99 euros, y no los 19,95 euros que cuesta el año entero.

Entre las ventajas de contratar Amazon Prime están la de los envíos rápidos y gratuitos en millones de productos, el acceso prioritario a las ofertas flash, o la posibilidad de usar otros servicios Prime sin coste adicional como Twitch Prime, Prime Video y Prime Photos.

Puedes contratar Amazon Prime sin gastar un céntimo gracias a su mes de prueba gratuito, y luego decidir si renovar o no la suscripción.