En Amazon podemos encontrar juguetes de todo tipo, empezando por muñecos de peluche que hablan. Hasta aquí no hay ningún problema, sin embargo, han tenido que retirar unos peluches por temas de privacidad.

Amazon estaba vendiendo unos peluches que graban las conversaciones y las almacenan en los servidores del fabricante sin protección, como podemos leer en El País. Estos peluches, CloudPets, requieren conectarse al router para poder aprovechar todas sus funciones. El fabricante, Spiral Toys, usaba las conversaciones almacenadas con fines de marketing.

CloudPets_Commercial from Mark Meyers on Vimeo.

Si bien Spiral Toys dijo que adoptaría las medidas necesarias para solucionar el tema de la privacidad, realmente no ha hecho nada. Así que Amazon ha decidido dejar de vender los peluches CloudPets. Sin embargo, siguen a la venta en otras tiendas, como juguettos o Carrefour.