No hace ni una semana que Amazon es dueña de la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods, pero ya podemos observar los primeros grandes cambios.

La principal novedad afecta directamente a los clientes, y es que para celebrar la compra, la compañía de Jeff Bezos está haciendo descuentos de hasta un 43% en productos como el pollo, la manzana o los plátanos, según Bloomberg.

Así, no cabe duda de que los clientes son, de momento, los grandes beneficiarios de esta operación. De hecho, la cadena Whole Foods fue muy criticada e incluso tuvo que enfrentarse a multas millonarios por disparar los precios ilegalmente, aprovechando su etiqueta de "naturales y ecológicos", tal y como informaba La Vanguardia en su momento.

Amazon ha anunciado que habrá más descuentos en los próximos días. Mientras, uno de sus principales rivales, WalMart, se ha aliado con otra gigante, Google, para vender sus productos por Internet. La batalla está servida.