Hace unos días que una compañía de seguridad israelí, CTS-Labs, descubrió que los procesadores AMD Ryzen tienen varias vulnerabilidades. Dichas vulnerabilidades las englobaron en cuatro clases: Ryzenfall, Fallour, Chimera y Masterkey. Al contrario que Spectre y Meltdown, explotar los fallos de seguridad detectados en Ryzen es bastante difícil.

Finalmente, AMD ha confirmado la existencia de las vulnerabilidades descubiertas por CTS Labs, ha sido mediante un comunicado. Desde AMD han dicho que planean lanzar varios parches para eliminar las vulnerabilidades o bien para mitigar en la medida de lo posible los fallos de seguridad.

Así pues, los fallos de seguridad detectados serán parcheados mediante actualizaciones de firmware que llegarán en las próximas semanas. Además, desde AMD aseguran que estos parches no afectarán al rendimiento de los procesadores.