Tesla está apostando por la conducción autónoma, ahora mismo al comprar uno de sus vehículos es posible pedir el paquete que incluye Autopilot 2.0, este sistema por ahora requiere que el conductor tenga las manos cerca del volante, no es totalmente autónomo.

El fabricante estadounidense quiere ir más allá, por eso está trabajando con AMD, según la CNBC. Al parecer, Tesla junto a AMD está desarrollando un procesador específico para sistemas de conducción autónoma. Casualidades de la vida, recientemente Tesla contrató a Jim Keller, antiguo ejecutivo de AMD y otros 50 empleados de dicha compañía para trabajar en el Autopilot. El nuevo sistema de conducción autónoma sería implementando en 2019.