Android, en Nougat y Oreo, se ha centrado, principalmente, en una mejora de la seguridad de sus usuarios. No obstante, esta política parece que seguirá siendo una premisa en Android P, la próxima versión del sistema operativo de Google. Según se puede leer en el portal XDA, contará con unas herramientas en materia de seguridad que evitarán que las apps accedan a la cámara o al micrófono.

Así pues, las aplicaciones en segundo plano, pese a que el usuario podría haber aceptado su política de privacidad, no debería por qué tener acceso cuando permaneciese sin ser utilizada. ¿Eres de los que pone un post-it en la webcam en el portátil? Por la misma regla de tres, deberías hacer lo mismo con tu smartphone.

Siguiendo este sentido, Google implementará mejoras para evitar o reducir el riesgo al máximo para que un ataque deje completamente vulnerable la privacidad del usuario. ¿Cuándo lo veremos? Para saber los datos oficiales al completo de Android P habrá que esperar todavía unas semanas.