Qualcomm ha anunciado un nuevo chipset que encontraremos en los smartphones de gama media que salgan en 2018. El Snapdragon 636 está fabricado en un proceso FinFet de 14 nm, tiene 8 núcleos Kryo 260 que pueden funcionar a una frecuencia de hasta 1,8 GHz y una GPU Adreno 509.

Este nuevo chipset es un 40% más potente que el Snapdragon 630. En cuanto al módem X12 que integra permite conexiones de hasta 600 Mbps de bajada y 150 Mbps de subida. Además, soporta cámaras de hasta 24 megapíxeles y Quick Charge 4. El Snapdragon 636 permite hasta pantallas FHD+ con relación de aspecto 18:9. Qualcomm enviará los primeros procesadores a los fabricantes de dispositivos en noviembre. Los terminales con dicho procesador podrán tener hasta 8 GB de memoria RAM.