Es un hecho que algunos modelos de iPhone pierden rendimiento. Hace unos días lo comprobaron con la aplicación GeekBench. A partir de iOS 10.2.1 en el caso de los iPhone 6 y de iOS 11.2 si hablamos del iPhone 7, los terminales con baterías antiguas no ofrecen la misma experiencia de usuario.

En The Verge, podemos leer que Apple ha confirmado que los iPhone con baterías que han perdido capacidad de carga sufren una pérdida de rendimiento. Es una característica que han introducido en algunos dispositivos, hasta el iPhone 7. Lo han hecho por un motivo, para que las baterías mantengan su autonomía y no se vea reducida. Esto lo han conseguido limitando la velocidad del procesador.

Apple ha dicho que esta característica llegará a otros productos de la compañía. Para solucionar la pérdida de rendimiento solo hay que cambiar la batería y todo volverá a la normalidad.

Vía TheCrunch los de Cupertivo dieron más detalles: "Nuestro objetivo es ofrecer la mejor experiencia para los clientes, incluyendo el rendimiento general y la prolongación de la vida útil de sus dispositivos". Resumiendo, la velocidad del procesador se ve limitada una vez la batería ha perdido cierta capacidad de carga.