Parece que tenemos un nuevo culebrón a la vista, Apple se enfrenta a dos demandas por hacer que algunos iPhone funcionen más lentos, según 9to5mac. Una de las demandas ha sido puesta por actuar de forma engañosa, inmoral y poco ética. La otra menciona directamente la decisión de bajar la velocidad del procesador para así ahorrar batería en aquellos dispositivos más antiguos.

Uno de los demandantes, sostiene que la decisión de hacer que los iPhone más viejos funcionen más lentos para ahorrar batería nunca fue solicitada ni acordada. Además, acusa a Apple de usar una estratagema para hacer que más usuarios cambien de iPhone cada año. Recordamos que los de Cupertino confirmaron la pérdida de rendimiento por temas de batería.