Apple acaba de anunciar que de los 1.000 millones de dólares que destinaría a inversiones en Estados Unidos para fomentar la innovación y la creación de empleo, 390 millones de dólares (332 millones de euros) irán a parar a Finisar, uno de los proveedores de la firma en el país que más contribuye a su cifra de negocios.

Según se puede leer en el portal Tech Crunch, este anuncio sirve para demostrar cómo la firma de Cupertino seguirá afianzando su línea de futuro en la modalidad VCSEL, la cual está centrada en la mejora y desarrollo de los sistemas que han predominado en el iPhone X, es decir, los Face ID, Animoji o Portrait, entre otras novedades.

Por el contrario, la compañía proveedora de Apple, Finisar, se ha comprometido a la creación de hasta 500 puestos de trabajo de alta cualificación, así como un sistema de salarios que estará dotado con una partida por valor de más de 60 millones de dólares (algo más de 50 millones de euros).