Los de Cupertino tienen un plan para unificar las aplicaciones de macOS e iOS con la intención de tener un ecosistema más fuerte. Actualmente las aplicaciones de macOS no se pueden usar en iOS, y viceversa. Esto parece que cambiará a finales de 2018.

Según Bloomberg, a principios de año los desarrolladores podrán diseñar una sola aplicación para que funcione tanto en un iPhone, iPad o Mac. La app detectará el equipo y se podrá usar mediante una pantalla táctil o bien con un teclado y ratón en el caso de usar un ordenador.

Actualmente los desarrolladores tienen que diseñar dos aplicaciones distintas, pero dentro de poco no hará falta. Eso sí, habrá que tener paciencia, las primeras apps no llegarían hasta finales de 2018, con la llegada de iOS 12 y macOS 10.14.