Apple parece que apostará en los próximos años por la tecnología 3D basada en la realidad aumentada. Esto es lo que podemos imaginar tras leer las informaciones de Pocketnow al respecto. Según se puede leer en el medio tecnológico, el fabricante de Cupertino podría introducir un nuevo sensor 3D en la parte trasera de los futuros dispositivos.

Esto permitiría incluir en las próximas generaciones de los iPhone nuevas aplicaciones basadas en la realidad aumentada, una línea de negocio que podría abrir una nueva tendencia en el mercado móvil. Si hace unos días era Android quien anunciaba que millones de dispositivos podrían contar con animaciones de toda clase, ahora sería el fabricante de la manzana quien introduciría en iOS un sistema mejorado.

Aún es pronto para determinar en qué está pensando el fabricante que preside Tom Cook, pero tras unas semanas viendo cómo funcionan las ventas de su variante línea de negocio móvil, deberán elegir qué funcionalidades destacarán en los modelos del futuro. ¿Realidad aumentada a la vista? Todo parece indicarnos que tendrá un gran peso.