En plena tormenta por la ralentización de dispositivos antiguos, surge una nueva noticia que parece, literalmente, una broma. Al parecer, muchos usuarios, durante la madrugada del miércoles al jueves, pudieron descargar versiones antiguas de iOS en sus dispositivos.

Según se puede leer en Europa Press, en unas informaciones publicadas por AppleInsider, los servidores de la compañía tenían disponibles todas las versiones desde la 6, aparecida en 2012, hasta la 11.2.2, la última en llegar.

Tras el desconcierto causado, todo parece haber quedado solucionado en unas horas. Apple habría restablecido la normalidad por la mañana del jueves, tras conocerse este fallo en sus servidores. De ser así, esto chocaría con la política de la empresa, la cual no te deja volver de nuevo a la versión anterior si decides actualizar.