Apple es uno de esos fabricantes que suele recibir quejas por la duración de las baterías. Pocos ponen en duda la experiencia de usuario que transmiten sus terminales más avanzados, pero la autonomía no es uno de sus puntos fuertes.

En la firma de Cupertino lo saben, por lo que están decididos a que los consumidores cambien de opinión. Para ello, podrían diseñar e implementar ellos mismos sus próximos procesadores, prescindiendo de proveedores ajenos a la compañía.

Según se puede leer en el portal Phonearena.com, la compañía de la manzana habría pensado diseñar para su próxima gama de flagships su propia línea de procesadores, los cuales estarían centrados en un desarrollo más eficiente de iOS para permitir una mayor autonomía y unos menores tiempos de carga.

Tal y como se puede leer en el citado medio, Apple estaría dispuesta a crearlo en los próximos meses. De hecho, ya ha rescindido algún que otro contrato que iría ligado a esta nueva política, como sería el caso de Imagination Technologies.