A mediados de 2017 empezaron a salir noticias sobre que la neutralidad de la red estaba en peligro, pasado un tiempo el tema dejó de ser actualidad, hasta hoy. Parece que no todo está perdido.

El Senado de Estados Unidos ha votado a favor de mantener la neutralidad en la red, con esta medida quieren revocar la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones, como podemos leer en Reuters.

Por ahora, la nueva norma que afectará a la neutralidad en la red sigue adelante y se hará efectiva el 11 de junio. Si esto llega a suceder, las compañías que ofrecen acceso a Internet en Estados Unidos podrían realizar cambios que afectarán a los usuarios. Por ejemplo, bloquear plataformas como Netflix para dar prioridad a otras, limitar ciertos servicios, entre otras cosas.

La iniciativa que han votado pasa a la Cámara Baja, allí los republicanos son mayoría, así que revertir la situación y que no entre en vigor la nueva norma será muy difícil. Los republicanos están a favor de aplicar la norma que acabe con la neutralidad en la red.