Apple una vez más es noticia, si en Francia han abierto una investigación a los de Cupertino por obsolescencia programada, en esta ocasión tenemos que hablar de España. Una asociación ha decido denunciar a la compañía de la manzana.

La asociación FACUA mediante un comunicado ha dicho lo siguiente:

FACUA-Consumidores en Acción presentará esta semana una denuncia ante la Fiscalía para solicitarle que investigue si Apple incurrió en prácticas delictivas al ralentizar sus iPhone de forma deliberada y sin previo aviso con el fin de acelerar su reemplazo. Se trata de la primera actuación que lleva a cabo la asociación ante este grave caso de obsolescencia programada fraudulenta, al que seguirán otras denuncias.

Desde FACUA critican que a partir de iOS 10.2.1 hay un algoritmo que rebaja la potencia de procesamiento a medida que la batería pierde capacidad de carga, como podemos leer en Europa Press. Además, la asociación también critica que las administraciones de consumo de las comunidades autónomas tengan una actitud de absoluta pasividad.