Assassin’s Creed Origins no es un título exclusivo para PS4 y Xbox One, también sale para PC, de ahí que Ubisoft haya decidido publicar los requisitos necesarios para jugar en Windows. Se podría decir que no pide un hardware muy potente, algo que muchos jugadores agradecerán.

Según Ubisoft, con los requisitos mínimos se podrá jugar a 720p y 30 fps. Aquellos que tengan un PC lo suficientemente potente disfrutarán del juego a 4K y más de 30 fps.

Requisitos mínimos

  • Windows 7 con Service Pack 1 o superior

  • Procesador Intel Core i5-2400s o AMD FX-6350

  • 6 GB de RAM

  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 660 o AMD R9 270 con 2 GB de VRAM

  • Resolución 720p y gráficos en calidad baja

Requisitos recomendados

  • Windows 7 con Service Pack 1 o superior

  • Procesador Intel Core i7-3770 o AMD FX-8350

  • 8 GB de RAM

  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 760 o AMD R9 280X con 3 GB de VRAM

  • Resolución 1080p y gráficos en calidad alta

Recordamos que Assassin’s Creed Origins estará disponible el 27 de octubre. El juego tendrá el parche correspondiente para PS4 Pro y Xbox One X, así los poseedores de una de estas consolas podrán disfrutar de una mayor calidad gráfica y resolución.