SpaceX, de la mano, cómo no, de Elon Musk, ha hablado del BFR en la Conferencia Internacional de Astronáutica que se está llevando a cabo en Adelaide, Australia. Se trata del nuevo cohete que están desarrollando para sustituir a la familia Falcon, es decir, Falcon 9 y Falcon Heavy, además de al Dragon. Pero, ¿de qué viene eso de BFR?

Pues ni más ni menos que de "Big Fucking Rocket", lo que en español podríamos traducir como "maldito gran cohete", dicho suavemente. Y no es para menos, porque en comparación con los cohetes antes citados, la diferencia es increíble:

Según informan desde Mashable, el BFR medirá 106 metros de largo, 9 metros de ancho, y podrá cargar hasta 150 toneladas de peso. Es decir, es unas 5 veces más grande que el Falcon 9, el cohete más grande de SpaceX hasta el momento.

Elon Musk pretende que BFR no solo sirva para ir a a Luna o a Marte, planeta que, según sus planes, podrá colonizarse en 2024, sino que sea también un medio de transporte dentro de la Tierra.