El Bitcoin no para de subir como la espuma, la criptomoneda superó los 10.000 dólares a finales de noviembre. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce, desde Goldman Sachs alertan de la burbuja.

En La Información se han hecho eco de la advertencia de Goldman Sachs, el precio del Bitcoin está inflado más de un 350%. Es más, aseguran que la criptomoneda no es un medio eficiente de pago, incluso desconfían que sea una moneda al uso.

Según Goldman Sachs no es un medio eficiente de pago. Resulta que el coste de transacción no sería eficiente para pequeñas operaciones. Además, comentan que pagar con Bitcoin es lento, tarda entre 10 a 20 minutos, en comparación con los 20 milisegundos que se tarda con una tarjeta Visa o Mastercard.