Los fabricantes de vehículos cada vez apuestan más por los coches eléctricos e híbridos, un claro ejemplo sería BMW. El presidente ejecutivo de la compañía, Harald Krueger, comentó que solo en 2018 las entregas de vehículos eléctricos aumentarán en un porcentaje medio de dos dígitos. En Reuters se han hecho eco de la noticia y además la han ampliado.

BMW espera alcanzar a finales de 2019 la cifra de 500.000 vehículos vendidos, entre eléctricos e híbridos. Según Harald Krueger, para el año 2025 esperan contar con 12 modelos totalmente eléctricos, todos ellos con una autonomía de hasta 700 km.

Ahora bien, el fabricante seguirá fabricando y vendiendo coches con motores de combustión, de este modo pueden financiar un cambio gradual hacia los vehículos eléctricos.