La marca española BQ ha firmado el primer ERE de su historia, como podemos leer en Economía Digital. Desde hace algún tiempo la empresa ha tenido que ir reduciendo la plantilla, en su día contaba con unos 500 trabajadores que se encargaban de reparar los dispositivos.

Debido al ERE firmado, BQ ha despedido a 50 empleados que trabajaban en la planta de reparación de dispositivos. Todos ellos recibirán una indemnización por despido improcedente, 33 días por año trabajado. Un 85 por ciento de los trabajadores decidieron aprobar las condiciones del ERE.

En 2017 BQ vio como las ventas aumentaron un 15 por ciento, vendiendo 1,1 millones de móviles. Mientras tanto, un portavoz del sindicado en Madrid, Miguel Ángel Lorenzo, comentó: "“Los técnicos apenas cobran mil euros y luego nos preguntamos por qué no podemos pagar las pensiones". Dicho representante sindical planea llevar a BQ a los tribunales.