Al salir Xbox One a la venta venía con Kinect, una cámara que reconoce gestos y permite comandos de voz gracias. A los pocos meses Microsoft lanzó una Xbox One más barata que no incluía dicho periférico. A día de hoy es imposible usar una webcam de terceros con la versión actual del sistema operativo ya que no están soportadas, pero esto cambiará en el futuro.

Los miembros Insider de Xbox One ya pueden usar una webcam de terceros, siempre que hayan seleccionado el anillo Alpha. Por ahora la compatibilidad es limitada, solo funciona la entrada de vídeo, aquellos que tengan una una webcam con micrófono tendrán que conectar uno externo para poder hablar con sus amigos.

Para usar una webcam es fácil, como hemos dicho solo hace falta ser miembro Insider y elegir el anillo Alpha, una vez actualizado el sistema solo hay que conectar el periférico y reiniciar la consola.