Uno de los inconvenientes de Nintendo Switch es la capacidad de almacenamiento de los cartuchos, actualmente Nintendo solo puede ofrecer a los desarrolladores una capacidad de hasta 32 GB. Si hablamos de almacenamiento interno, encontramos la misma capacidad, por eso dependiendo del juego hace falta comprar una tarjeta microSD.

Algunos desarrolladores se han quejado del tamaño de los cartuchos, algunos títulos ocupan más de 32 GB, así que parte del juego se tiene que descargar e instalar en una microSD. Nintendo tenía intención de ofrecer unos cartuchos de 64 GB el segundo semestre de 2018, pero según podemos leer en The Verge, no llegarían hasta 2019 por problemas técnicos.