2018 es la fecha máxima en la que la Comisión Europea quiere acabar de una vez por todas con el contenido ilegal, es decir, todo aquél que no se ajusta al Código de Conducta de la Comisión en Internet. Tal y como ha explicado el organismo en un comunicado, aquí se incluye el contenido relacionado con el terrorismo.

Así lo explica Vera Jourová, Comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la CE:

El cumplimiento de las leyes se aplica tanto online como offline. No podemos aceptar un Salvaje Oeste digital, y debemos actuar. El Código de Conducta acordado con Facebook, Twitter, Google y Microsoft demuestra que un enfoque de autorregulación puede servir como un buen ejemplo y puede conducir a resultados. Sin embargo, si las empresas de tecnología no hacen lo pactado, lo haremos nosotros.

Así, empresas como Google, Facebook, Twitter o Microsoft, tendrán que ponerse las pilas para identificar cuanto antes ese tipo de contenido, y retirarlo. La Comisión Europea quiere diálogo y cooperación por su parte, pero si las compañías no están por la labor, habrá sanciones.