China, el país que no ha parado de encadenar crecimientos de doble dígito en los últimos años, acaba de demostrar que la tecnología móvil podría esta viviendo un momento de inquietud. Tal y como ha desvelado la compañía especializada Canalys, se ha producido una caída de hasta un 4% en el número de dispositivos inteligentes vendidos en el país asiático.

Según se puede leer en GSMArena, está reducción de las ventas se ha visto fortalecida, principalmente, en el cuarto trimestre del año, puesto que el mercado se contrajo en un 14%. Todo ello teniendo en cuenta que Apple comenzó a comercializar los iPhone 8, 8 Plus y el iPhone X.

Y te preguntarás, ¿por qué son datos peligrosos? Samsung, Sony, y otras compañías, presentarán sus principales terminales durante el MWC. Esta contracción podría provocar que durante este trimestre se produjese una continua tendencia que lastraría inicios de comercialización de los modelos más punteros del año.