Malas noticia para Telefónica, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido multar a la compañía por llevar a cabo prácticas anticompetitivas en el País Vasco. La cantidad de la multa asciende a 8,5 millones de euros.

Al ser un operador con gran presencia en el mercado, en su día decidieron imponer unas obligaciones a la compañía con el fin de evitar prácticas anticompetitivas, algo que finalmente Telefónica no ha cumplido, según el medio de comunicación La Información.

Todo se remonta a 2016, ese año el Gobierno Vasco adjudicó un contrato a Telefónica para prestar sus servicios en varios edificios de la administración autonómica. Otra compañía, Euskaltel, decidió denunciar ante la CNMC que la oferta que presentó Telefónica para el concurso no era replicable.

Finalmente, desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia han dado la razón a Euskaltel, de ahí la multa. Por su parte, Telefónica ha dicho que recurrirá la sanción, según Europa Press.