A mediados de diciembre de 2017 Disney anunció la compra de 21st Century Fox por 52.400 millones de dólares. El pago no iba a ser con dinero en efectivo, más bien mediante un intercambio de acciones. Los accionistas de 21st Century Fox se quedaban con el 25% del capital de la nueva Disney.

Sin embargo, la compra de 21st Century Fox por parte de Disney todavía no ha sido completada, de ahí que ahora nos encontremos con un tercer protagonista. Comcast, la operadora más grande de Estados Unidos ha emitido un comunicado que pone en la cuerda floja el acuerdo llevado entre Disney y 21st Century Fox.

Comcast ha presentado una propuesta para comprar 21st Century Fox por 65.000 millones de dólares. La operadora de cable ha dicho que su intención es pagar dicha cantidad en efectivo. Desde 21st Century Fox guardan silencio.