Todo parece indicar que en las próximas semanas la Comisión Europea multará a Google una vez más, ya lo hizo el año pasado y fue por abuso de posición dominante. Los de Mountain View fueron acusados por hacer uso de su propio buscador con una finalidad, tener cierta ventaja en su servicio de compras.

En esta ocasión, la Comisión Europea planea multar a Google por abuso de posición dominante en el mercado de los sistemas operativos móviles. Como podemos leer en Phone Arena, según la Comisión Europea, Google podría haber obligado a los fabricantes de móviles a favorecer sus propios servicios y apps: Chrome, Google Seach, entre otros.