Una vez más los vehículos de combustión están en el punto de mira. La Comisión Europea ha presentado una propuesta legislativa con la intención de limitar más las emisiones de CO2 en Europa, para así reducir los niveles de contaminación.

Según Autobild, la limitación tendría dos fases. En la primera las emisiones se verán reducidas un 15%, hasta los 80 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, en comparación con los 95 gramos de la actualidad. En la segunda fase las emisiones tendrán que bajar a un límite de 66,5 gramos de CO2 por kilómetro.

La Comisión Europea podrá multar a los fabricantes que no cumplan con dichas limitaciones. De paso, quieren acercar los vehículos eléctricos a más gente, por eso gastarán hasta 800 millones de euros para desplegar más cargadores eléctricos, así como 200 millones de euros en ayudas para I+D.