El iPhone X va camino de convertirse en uno de los smartphones más difíciles de conseguir de la historia. Casi desde el día de su presentación el pasado mes de septiembre, los analistas empezaron a hablar de los problemas de Apple a la hora de distribuir el terminal, e incluso se ha especulado con un posible retraso de lanzamiento, hecho que aún no está confirmado ni desmentido.

Ahora, un nuevo informe de KGI, del que se han hecho eco en 9to5Mac, confirma que habrá muy pocas unidades de iPhone X disponibles el día de su salida oficial al mercado, que sigue fijada para el día 3 de noviembre, aunque las reservas comenzarán unos días antes, el 27 de octubre, si no hay cambios de última hora.

Si bien dichas reservas se estiman en unos 50 millones de unidades, según la propia KGI, de lanzamiento solo habrá 3 millones. Es decir, que si los análisis de mercado no fallan, habrá más de 40 millones de pedidos de iPhone X que no podrán ser enviados a sus destinatarios las primeras semanas.

Eso sí, se espera que la situación se normalice a medida que avancen los meses, sobre todo a partir de 2018, y que la distribución del iPhone X sea más fluida.