Bitcoin es la moneda virtual más famosa del mundo. En los últimos meses se ha producido una avalancha de inversiones que la han catapultado. Sin embargo, las últimas semanas ha visto cómo una nueva tendencia bajista podría desencadenar toda una ola de desinversiones.

Más aún cuando países como Corea del Sur quieren desmontar esta nueva forma de trading. Uno de los países más avanzados de Asia quiere controlar mejor las fluctuaciones de la divisa, por lo que acaba de prohibir el empleo de cuentas anónimas para invertir, según se puede leer en Mashable.

Con esta medida, se pretende reducir la alta volatilidad que ha caracterizado al Bitcoin y resto de monedas emergentes en los últimos meses. ¿Se extenderá esta política en el resto de mercados? Pronto podríamos contar con nuevas políticas encaminadas en la misma dirección.