China es un mercado muy potente para las grandes corporaciones del sector móvil. Tanto es así que muchas de ellas han comenzado su expansión internacionalmente al producir terminales con buenas características a precios muy competitivos.

Y te preguntarás, ¿habrá sido el márketing capaz de sucumbir la tentación de tener un dispositivo de alta gama y reconocido prestigio? Sí, Samsung y Apple compiten en el sector, pero no han conseguido ser, ni mucho menos, la marca más vendida. Oppo, un fabricante que está en plena internacionalización, ha sido la que ha logrado un mayor número de ventas en China.

Más concretamente, el Oppo R9S, un modelo que no está presente en muchos mercados, ha sido el terminal que más ventas ha tenido. En segundo lugar, según se puede leer en Android Authority, el iPhone 7 Plus ha contado con gran volumen de demanda. Pese a ello, el liderazgo del sector está dominado por Android.