El pasado año, Yahoo anunciaba que había sufrido un hackeo de muchas de las cuentas de sus usuarios en el 2013. Una noticia realmente alarmante, pero que no reflejaba toda la verdad.

La empresa ha reconocido ahora, casi un año después del primer anuncio, que todas las cuentas de usuarios que tenían activas en 2013 fueron hackeadas. Es decir, no se trata de mil millones de cuentas, como se dijo en primera instancia, sino de nada menos que más de tres mil millones de cuentas.

Así lo explica la propia compañía, tal y como recogen en El País:

Es importante destacar que, en relación con el anuncio del robo de agosto de 2013, Yahoo tomó medidas para proteger todas las cuentas. La compañía pidió a todos los usuarios que no lo hubieran hecho, que cambiasen sus contraseñas por otra diferente después de la fecha del ataque. Yahoo invalidó las preguntas de seguridad que estaba sin cifras para que no se pudieran entrar en las cuentas.