Hay novedades en cuanto a la Luna, datos proporcionados por la sonda japonesa Kaguya confirman que hay una caverna subterránea de 50 km de longitud. En Europa Press informan que dicha caverna podría ofrecer la protección necesaria a futuras bases lunares.

Se cree que la caverna fue un tubo de lava formado cuando la lava exterior se enfrió y se endureció mientras la roca derretida dentro permanecía caliente y continuaba fluyendo.

La caverna subterránea mide 100 metros de ancho y está en una zona a la que llaman Marius Hills. Esta caverna habría sido creada por la actividad volcánica y podría albergar hielo o agua en las rocas. En The Ahsahi Shimbun han publicado unas cuantas imágenes.

Esta es el área Marius Hills, en la Luna: