Bungie acaba de anunciar el Bungie Bounty de Destiny 2. Se trata de una actividad en la que los usuarios tendrán que dar caza a un usuario, que lleva una recompensa muy grande consigo. El jugador que consiga cazarlo, se quedará con la recompensa.

¿Y quién es la presa? Se trata de Gigz, un streamer profesional que intentará librarse de todos aquellos que quieran cazarlo. Eso sí, estará acompañado por un equipo de tres jugadores que lo defenderán a muerte.

Te recomendamos: Destiny, el juego que cambió la historia de los shooters para siempre

La "mala" noticia es que, al menos por ahora, este Bungie Bounty solo está disponible para PS4. El jugador que logre cazar a Gigz, recibirá el emblema del Signo del Combate Mutuo.

Destiny 2 está siendo un auténtico éxito desde su lanzamiento a principios de septiembre para PS4 y Xbox One, logrando reunir a 1,2 millones de jugadores simultáneos.