Mientras los jugadores de PC no podrán disfrutar de Destiny 2 hasta el 24 de octubre, aquellos que juegan al título de Bungie en Xbox One y PS4 ya pueden jugar en un nuevo mapa PvP llamado Distant Shore. A su vez, también ha regresado El Estandarte de Hierro, Lord Saladino está en la nueva Torre y entrega engramas especiales.

Pero también hay una mala noticia, el modo de dificultad prestigio en la incursión Leviatán sufre un retraso, no estará disponible hasta el 18 de octubre. El motivo del retraso se debe a un fallo que está presente en el jefe final, resulta que es posible bajar la vida al mismo con mucha facilidad.