Después de Spectre y Meltdown toca hablar de una nueva vulnerabilidad que ha sido detectada por unos investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. La nueva vulnerabilidad se llama SgxPectre y es una variante de la primera.

SgxPectre afecta a los procesadores Intel que incorporan una herramienta llamada Sofware Guard Extension (SGX), según han publicado en Security Affairs. Esta vulnerabilidad permite aprovecharse de un fallo de seguridad que presentan algunos procesadores Intel, como podemos leer en Europa Press. Por suerte, en Intel ya están al tanto, la compañía tiene pensado lanzar una actualización de seguridad el 16 de marzo. Así que en está ocasión serán rápidos y en unos pocos días el parche será liberado.