La tecnología robótica aplicada a los drones está consiguiendo que desde hace unos años sea una de las líneas de investigación más destacadas del marco tecnológico. Estos aparatos voladores serán parte de nuestro día a día y, por ello, Intel ya está desarrollándolos con inteligencia artificial incluida.

La gran mayoría dispone de cámara de alta definición que pueden servir de utilizar para explorar superficies o colaborar en tareas de rescate o búsqueda de personas, entre otras funciones. Por el momento, según se puede ver en el vídeo que ha promocionado la compañía, ya es capaz de detectar rostros de aquellas personas a las que enfoca.

¿Llegará el día que sea capaz de detectar movimientos desde varias decenas de metros? A tenor por cómo están desarrollándose todo tipo de innovaciones, no sería extraño verlo en un horizonte temporal inferior a los 5 años.