Hay dos Samsung Galaxy S9, la diferencia está en el procesador, en Estados Unidos, China y Japón lleva un Qualcomm Snapdragon 845, en el resto de países un Exynos 9810. Pues bien, en Phone Arena han hecho una prueba de autonomía y se podría decir que no da la talla si lo comparamos otros terminales.

En el Samsung Galaxy S9 con procesador Exynos la batería ofrece una autonomía de hasta 7 horas 23 minutos, muy lejos del Huawei Mate 10 Pro y sus 12 horas 5 minutos. En este sentido el Galaxy S9+ es mejor, en la prueba realizada por Phone Arena aguantó 8 horas 5 minutos.

Resumiendo, parece que el Exynos 9810 no es muy eficiente, esperemos que Samsung mediante alguna actualización pueda mejorar el consumo para que la autonomía aumente.