E.ON, tal y como te informamos hace unos días, anunció que ofrecería una infraestructura eléctrica compuesta por la instalación de más de 10.000 cargadores para coches eléctricos en Europa. Sin embargo, acaba de publicarse una fase más de cómo la firma energética pretende incentivar la movilidad alternativa.

Hasta 7 países europeos, desde Noruega a Italia, contarán con una red de carga que contará con 180 estaciones ultrarrápidas con una potencia de 150 kW, que posteriormente se ampliará hasta los 350 kW. Tal y como se puede leer en Electrek, Frank Meyer, Jefe de Innovación y B2C de la compañía, argumentaba lo siguiente tras el anuncio:

Estamos dando un paso conjunto hacia el establecimiento de una infraestructura completa de carga ultrarrápida en Europa. Es nuestro compromiso el proporcionar soluciones convenientes a la movilidad eléctrica para nuestros clientes en el Viejo Continente.

De esta forma, la que han denominado como 'superautopista eléctrica' contará con puntos en Suecia, Dinamarca, Alemania, el Reino Unido, Italia, Francia y Noruega, quedando relegado a un segundo plano países como España durante esta primera etapa del proyecto.