Como bien sabrás, Noruega es uno de los mercados preferidos para los coches eléctricos. Tesla, dada la buena situación económica del país, dispone de una buena cuota de mercado, lo cual ha provocado que la firma de Palo Alto haya apostado por la instalación de varias estaciones Supercharger.

Ahora, Bjørn Nyland, un usuario amante y cliente de la compañía liderada por Elon Musk, ha decidido grabar un total de 30 horas, editadas para que lo podamos ver a cámara rápida, para ver el ritmo frenético de actividad que se produce en una de las muchas instalaciones que tiene repartidas Tesla por todo el mundo.

El protagonista de las imágenes, acostumbrado a deleitarnos con pruebas curiosas del Model S y Model X en su canal de YouTube, ha vuelto a demostrar qué significa Tesla para el futuro de la automoción.