Una vez más, Elon Musk, el fundador de Tesla y SpaceX (entre otras), ha puesto patas arriba al mundo de la aeronáutica con sus declaraciones, que recogen en Mashable. En el Congreso Internacional de Astronáutica de Adelaide, Australia, ha planteado una inquietante duda: si usamos cohetes para ir a la Luna y a Marte, ¿por qué no usarlos para movernos dentro de la Tierra de un punto a otro?

En SpaceX han preparado ya un vídeo del concepto, con el BFR ("Big Fucking Rocket"), el nuevo cohete que están desarrollando, como protagonista:

Sin duda, se trata de una idea que para la gran mayoría sería difícil de imaginar, pero como vemos, para alguien como Elon Musk no supone un problema, sino todo lo contrario. Así que quién sabe, quizás dentro de unos años, en vez de coger un avión o un tren, cojamos un cohete.