Parece ser que Apple podría estar considerando dejar de producir el iPhone X debido a la baja demanda que está teniendo en algunos de sus principales mercados. Según Ming-Chi Kuo, uno de los más importantes analistas, las reducidas ventas del gama alta podrían provocar el cese de su producción para mitad de año.

De confirmarse la noticia, podría significar la caída de uno de los terminales más destacados del panorama tecnológico actual. Ahora bien, ¿qué podría significar esta estrategia? Quizás estaría también relacionado con la aparición de un nuevo buque insignia para la segunda mitad de año.

Se cree que la firma, tal y como se puede leer en Phonearena.com, contará con al menos 3 modelos destacados. Los 3 seguirían la línea marcada por el iPhone X, por lo que daría paso a una nueva generación completamente renovada.