El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos ha alertado a la compañía Intel por un supuesto fallo de seguridad que podría hacer vulnerables a parte de los procesadores que produce la compañía. Al parecer, según se puede leer en Reuters, la amenaza podría afectar a ordenadores de las compañías Dell Technologies Inc., Lenovo Group Ltd., HP Inc. o Hewlett Packard Enterprise, entre otros.

Hasta un total de 8 procesadores producidos durante los últimos 2 años podrían verse afectados por un problema que solamente requeriría que un hacker tuviese acceso al usuario y password de la víctima. Jay Little, ingeniero de seguridad de la firma de consultoría cibernética Trail of Bits, ha dejado claro que cualquier microchip de Intel afectado podría suponer un blanco fácil de vulnerabilidad.

Estas vulnerabilidades afectan esencialmente a ordenadores y servidores comerciales con un procesador Intel lanzado en los últimos dos años.

Según se puede leer en el medio citado, varias compañías como HP o Dell ya tienen disponibles en sus páginas web parches para solucionar este problema y servir de cortafuegos al problema de seguridad.