A mediados de diciembre de 2017 Apple compró Shazam Entertainment, con esta operación los de Cupertino se hicieron también con la aplicación para móviles que permite saber qué canción está sonando. La operación se cerró por unos 400 millones de dólares.

Pues bien, la Comisión Europea ha decidido abrir una investigación sobre dicha compra, como podemos leer en El Mundo. La Unión Europea cree que Apple puede tener acceso a datos sensibles sobre clientes de la competencia y usar la información para intentar que cambien a Apple Music.

A partir de ahora los investigadores tienen 90 días hábiles para estudiar el caso. Después, dependiendo de las pruebas, la Comisión Europea tomara una decisión sobre el caso.